search
for
 About Bioline  All Journals  Testimonials  Membership  News  Donations


Archivos Latinoamericanos de Produccion Animal
Asociacion Latinoamericana de Produccion Animal
ISSN: 1022-1301 EISSN: 2075-8359
Vol. 12, Num. 1, 2004, pp. 28-41

Archivos Latinoamericanos de Produccion Animal, Vol. 12, No. 1, 2004, pp. 28-41

Requerimientos y Producción Propia de Alimentos en Ganadería Pastoril: una Tipología en la Provincia de Buenos Aires

A. M. Costas1, N. N. Abbiati y A. M. Pereyra

1Camino de Cintura Km 2. 1836 Llavallol. Buenos Aires. Argentina. E-mail: costas@agrarias.net Facultad de Ciencias Agrarias - Universidad Nacional de Lomas de Zamora Buenos Aires - Argentina

Recibido Julio 3, 2002.
Aceptado Noviembre 15, 2003.

Code Number: la04005

ABSTRACT

Beef cattle production systems in Argentina are based on direct grazing. There are complex grazing subsystems within the beef cattle production systems that need to be differentiated in order to guide appropriate technological changes. The purpose of this work was: to identify a livestock farm (LF) typology; to link the resulting typology with characteristic of use of the land, activities included in the beef production process and geographical localization; and to propose indicators that can allow the characterization of the LF with the information of feed resources of own production from secondary data. This analysis included 1 252 LF of Buenos Aires' province. The variables of cattle requirements and production of resources were built using the data of the Agricultural National Survey 1999. The multivariate analysis allowed: (a) the general characterization of the LF, (b) to construct a typology, and (c) the description of groups and the comparison among them. Three technical levels of feeding were obtained: «The LF that supplement with own production», «The LF in grazing pasture» and «The LF in natural grassland grazing». The use of the land was mainly mixed (livestock and agricultural) within the LF of the first two subsystems and exclusively livestock in the third one. The beef cattle production activity that prevailed in the first subsystem was complete cycle (cows breeding and calf, steer rearing and fattening) and in the third one, cows breeding and calf with or without rearing. The indicator that better allowed a distinction between the three subsystems was the Net Index of Forage Production, while the Supplement of Own Production allowed the separation of the subsystem with more technical level. The use of both indicators is recommended for future classifications. In the three identified groups, the bigger knowledge of production dynamics and natural grasses quality, cultivated pastures and conserved forages, is needed for charge adequacy and production maximization, that is in order to a better forage efficiency.

Key words: Grazing systems, Beef cattle production, Indicators, Typology, Cluster analysis, Multivariate analysis.

RESUMEN

La mayor parte de los sistemas de producción de carne bovina en la Argentina se basan en el pastoreo directo. Existen complejos subsistemas pastoriles operando dentro de los sistemas de producción ganadera que necesitan ser diferenciados para orientar cambios tecnológicos apropiados. El propósito de este trabajo fue: identificar una tipología de establecimientos ganaderos (EG); relacionar la tipología resultante con características de uso de la tierra, actividad productiva ganadera y localización geográfica, y proponer indicadores que mejor permitan caracterizar los EG con información de recursos alimenticios proveniente de fuentes secundarias. Este análisis comprendió 1 252 establecimientos ganaderos de la provincia de Buenos Aires. A partir de los datos de la Encuesta Nacional Agropecuaria 1999 se construyeron variables de requerimientos ganaderos y producción de recursos. La metodología estadística multivariada permitió: (a) la caracterización general de los EG, (b) realizar una tipología, y (c) descripción de los tipos y comparación entre los mismos. Se obtuvieron tres tipos asociados a distintos niveles tecnológicos de alimentación de bovinos: «EG que suplementan con producción propia», «EG con pastoreo directo de forrajes implantados» y «EG con pastoreo de pastizal natural». El uso de la tierra fue predominantemente mixto (ganadero y agrícola) en los EG de los dos primeros tipos y exclusivamente ganadero en el tercero. La actividad ganadera que predominó en el primer tipo fue ciclo completo y en el tercero cría o cría-recría. El indicador que mejor ha distinguido a los tres tipos fue Indice Neto de Producción Forrajera, mientras que Producción Propia de Suplemento permitió separar al grupo más tecnificado. Se recomienda el uso de ambos indicadores en futuras clasificaciones. En los tres grupos identificados, el mayor conocimiento de la dinámica de la producción y calidad del pastizal natural, pasturas implantadas y forrajes conservados, resulta necesario para la adecuación de la carga y la maximización de la producción, es decir para la mejora de la eficiencia forrajera.

Palabras clave: Sistemas pastoriles, Producción bovina, Indicadores, Tipología, Clasificación, Análisis estadístico multivariado.

Introducción

La producción de carne bovina continúa siendo una de las actividades económicas más importantes del sector agropecuario argentino. Buenos Aires es la principal provincia productora, ya que concentra el 37 % de las existencias bovinas del país y el 48% de la región pampeana. Una ventaja competitiva, con respecto a otros países, es el bajo costo de producción. La ausencia de nevadas invernales y un buen régimen de lluvias es lo que permite la existencia de extensas llanuras de pastos. Así, el sistema tradicional de producción se basa en el pastoreo directo de pastizal natural o pasturas implantadas. De continuar con la producción tradicional consiste en la necesidad de adaptar el tamaño del rodeo a la disponibilidad invernal de forraje (Charlot et al., 1996). El clima templado y la distribución de las precipitaciones provocan que la producción de las pasturas tenga una marcada estacionalidad primavero-estival-otoñal (Zaniboni, 1997). Los sistemas no tradicionales tratan de superar esta limitación «para alcanzar cierta independencia entre la producción de carne y las fluctuaciones cuali-cuantitativas de la oferta forrajera», como lo afirma Zaniboni (1997). Adquiere entonces importancia generar tecnologías con los recursos que tenemos en nuestro país (Canosa, 2000). El área principal para mejorar la producción, según Rearte (1998), debe buscarse en el proceso de intensificación de la utilización de pasturas. También se propone suplementar la alimentación con reservas de forrajes si lo que se pretende es mantener el número de bovinos, o con la adición de granos de cereales si el fin es aumentar la ganancia diaria de peso (Moralejo, 1997). La suplementación permite responder a los requerimientos de alimento cuando la producción de forraje en pie es menor. Esto otorga mayor flexibilidad en la adecuación del momento de venta según necesidades técnicas y/o financieras.

El punto de partida para poder contribuir al proceso de mejorar la producción se ubica en la necesidad de comprender, aún en forma incompleta, cómo se produce (Pearson y Lison, 1994) en los sistemas pastoriles. Se puede afirmar que existen tantas formas de producir como productores haya. La simplificación de la gran diversidad de situaciones en los sistemas productivos se realiza frecuentemente por medio de la generación de tipologías (Gibon et al., 1996), lo que permite identificar grupos o tipos de establecimientos relativamente homogéneos en relación a características de interés. Existe un antecedente de clasificación de establecimientos en la provincia de Santa Fe (Argentina) según modalidades de alimentación bovina (Costas et al., 2000b).

En el contexto descripto, este trabajo se propuso los siguientes objetivos:

  • Identificar una tipología de establecimientos ganaderos sobre la base de un conjunto de variables que vinculan los requerimientos ganaderos con la producción propia de recursos alimenticios.
  • Relacionar la tipología resultante con características de uso de la tierra (agrícola o ganadero), actividad productiva ganadera y localización geográfica.
  • Proponer indicadores que mejor permitan caracterizar los establecimientos ganaderos con información de recursos alimenticios provista por fuentes secundarias.

Materiales y Métodos

Las unidades de análisis fueron 1 252 Establecimientos Ganaderos (EG) de la provincia de Buenos Aires (Argentina) con bovinos para carne, que reunieron el 7 % de las existencias provinciales con aproximadamente 1 270 000 cabezas de ganado en invierno. Un establecimiento ganadero es una unidad de organización de la producción ganadera, que tiene una base territorial no inferior a 500 m2, produce bovinos y eventualmente otros bienes agropecuarios, una forma jurídica y un responsable de las decisiones que asume los riesgos productivos y económicos. Esta información secundaria se obtuvo de la Encuesta Nacional Agropecuaria 1999 (ENA992) realizada en la provincia de Buenos Aires, para el período 1/7/98 a 30/6/99, por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC, 1999) sobre un total de 75 531 establecimientos agropecuarios (Censo Nacional Agropecuario, 1988) que se redujeron a 50 620 según Censo Nacional Agropecuario 2002. De los 18153 establecimientos agropecuarios encuestados, sólo se consideraron los 1 252 Establecimientos Ganaderos (EG) con bovinos para carne, excluyéndose aquellos sin existencias bovinas, los establecimientos de tambo, y los de engorde a corral porque hacen un manejo muy intensivo de reservas.

2 Datos del cuestionario que figuran en los cuadros 0301, I.4.1, IV.1.1, IV.2, IV.3, IV.4, IV.5, IV.6, V.1.1, V1.2, V.2, V.3.1 y V.3.3.1
3 «La muestra fue realizada por técnicos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (SAGPyA) que tomaron áreas seleccionadas a partir de los planos catastrales mediante un diseño con una sola etapa de muestreo, en la que se incorporó la estratificación de las unidades según el uso de la tierra y la selección sistemática de las unidades en cada estrato», INDEC 1999.
4 La Unidad Vaca (UV) es el promedio anual de los requerimientos conjuntos, en condiciones de pastoreo, de una vaca de 400 kg de peso que gesta en los últimos 6 meses un ternero y lo cría hasta el destete a los 6 meses de edad con 160 kg de peso, incluyendo el forraje consumido por el ternero (Cocimano et al., 1975). El Equivalente Vaca (EV) es la relación entre la UV y las diferentes categorías, sexos, estados fisiológicos y nivel de producción de ganado.

Durante la campaña 1998/99, en la que se relevó la información, los precios de cereales decrecían en el mercado agrícola, mientras se encontraban altos en el mercado ganadero.

Para la determinación de la tipología se emplearon seis variables categóricas que caracterizaron los requerimientos bovinos y la producción propia de recursos alimenticios.

Los requerimientos fueron caracterizados por dos variables, Carga y Tamaño del rodeo, que no presentaron correlación (r de Pearson = .03). Ambas se basaron en datos observados al 30 de junio de 1999. En esta fecha de invierno, el pastoreo directo encuentra la menor oferta de pasturas y, en general, los rodeos tienen menor cantidad de animales porque aún no se iniciaron las pariciones.

La producción propia de recursos alimenticios se caracterizó por medio de las variables: Indice Neto de Producción de Reserva Forrajera, Indice de Grano Destinado a Alimento, Producción Propia de Suplemento e Indice de Pastizal Natural. Fueron construidas sobre datos anuales, desde el 1 de julio de 1998 hasta el 30 de junio de 1999.

La construcción de las variables fue la siguiente:

  • Carga. Fue expresada en equivalente vaca4 (EV) por hectárea ganadera. Los EV se estimaron según sexo y edad de los animales (Cuadro 1), de acuerdo a Charlot et al. (1996). La superficie ganadera surgió de la ENA99. Las categorías fueron determinadas por los cuartiles de su distribución.
  • Tamaño del Rodeo. Contabilizó el total de cabezas bovinas. Las categorías fueron determinadas por los cuartiles de su distribución.
  • Indice Neto de Producción de Reserva Forrajera (INPR). Fue la relación entre la producción de reservas de forrajes anuales y perennes, en kilogramos de materia verde, y las hectáreas implantadas con estos forrajes (Charlot et al. 1996). La producción incluyó rollos, fardos y silos (de planta entera y de grano húmedo). Se consideraron cuatro categorías, las dos últimas se obtuvieron a partir de la mediana de los EG que efectuaron reservas forrajeras.

Cuadro 1. Base de cálculo para la estimación de EV.
Bovinos EV
Terneras y terneros .651
Vaquillonas entre 1-2 años .69
Vaquillonas mayores de 2 años .86
Vacas .80
Novillitos entre 1-2 años .69
Novillos mayores de 2 años .98
Toritos entre 1-2 años .86
Toros mayores de 2 años 1.15
Bueyes y torunos 1.15

Fuente: Utilizada por Charlot et al. (1996), 1 modificado, original .61.

  • Indice de Grano Destinado a Alimento. Se derivó a partir de los cultivos agrícolas propios (maíz, sorgo granífero, avena y otros). Fue la relación entre las toneladas destinadas al consumo del ganado y las cosechadas.
  • Producción Propia de Suplemento. Variable dicotómica (si-no) que incluyó las reservas de pasturas y/o el grano de origen agrícola destinado a alimentación de ganado. El presente trabajo se limitó a la suplementación de alimentos de producción propia debido a que la información secundaria utilizada no incluyó las compras de forraje y grano.
  • Indice de Pastizal Natural. Fue la relación entre los datos de ENA99 del pastizal natural y la superficie ganadera. Las tres últimas categorías se determinaron a partir de los terciles de la distribución de las EG con pastizal natural.

Las categorías y el porcentaje de EG de cada variable figuran en el Cuadro 2.

Para la construcción de la tipología se empleó primero el método estadístico de análisis factorial de correspondencias múltiples para variables categóricas (Lebart et al., 1995). Las dos primeras dimensiones se utilizaron para visualizar gráficamente la asociación entre las categorías de las seis variables. Luego se efectuó un análisis de conglomerados con el método de Ward de clasificación jerárquica utilizando los 10 primeros ejes factoriales obtenidos. El dendrograma resultante y la observación subjetiva permitió determinar el número de grupos de la tipología. Para la validación de la tipificación hallada, se efectuó análisis discriminante cuadrático sobre los ejes factoriales, empleando la tasa de validación cruzada como tasa de error por mala clasificación (Johnson y Wichern, 1992). La comparación de los Grupos resultantes, para las variables categóricas activas y Uso de la Tierra y Actividad Ganadera, se realizó por el test Chi-cuadrado con un nivel de significación del 5%. Cuando se encontraron diferencias significativas se efectuaron pruebas para proporciones, ajustándose el nivel de significación de acuerdo al criterio de Bonferroni según el número de contrastes involucrados.

Cuadro 2. Variables empleadas para la tipología según categorías, porcentaje de establecimientos ganaderos (EG) y descripción.
Variable Categoría % de EG Descripción
Tamaño del rodeo   
Rodeo chico 25 ≤ 123 cabezas
Rodeo mediano-chico 25 124 a 387 cabezas
Rodeo mediano-grande 25 388 a 960 cabezas
Rodeo grande 25 >960 cabezas
Carga    
Carga baja 25 ≤ .500 EV/ha
Carga media-baja 25 .501-.747 EV/ha
Carga media-alta 25 .748-1.01 EV/ha
Carga alta 25 >1.01 EV/ha
Indice neto de producción de reserva forrajera (INPR)    
No implanta pastura 21 -
Implanta pastura y no reserva 31 -
Bajo INPR 24 ≤ 560 kg reservas/ha implantada
Alto INPR  24 > 560 kg reservas/ha implantada
Indice de grano destinado a alimento (IGDA)   
No produce grano 35 -
Produce y no destina grano 40  -
Bajo IGDA 16 ≤ 50 % de la producción
Alto IGDA 9 > 50 % de la producción
Producción propia de suplemento   
No suplementa  44 -
Suplementa 56 -
Indice de pastizal natural (IPN)   
No posee pastizal natural 19 -
Bajo IPN 27 ≤ 42.5 % PN/ha
Medio IPN 27 42.5-81.2 % PN/ha
Alto IPN 27  > 81.2 % PN/ha

La caracterización de esta tipología de EG fue relacionada con cuatro variables, a fin de descubrir posibles asociaciones y aumentar la comprensión. Estas variables, de tipo categórico, se obtuvieron también a partir de la ENA99:

  • Partido. De los 99 relevados por la ENA99 quedó exceptuado el partido de Zárate, pues la única EG encuestada realizaba engorde a corral.
  • Actividad Ganadera. Para deducir las categorías se utilizaron datos de nacimientos, hembras servidas y existencias bovinas según sexo y edad. Se empleó el supuesto de que se recría hasta el 50 % de las terneras nacidas para la reposición de vientres (25 % del total de terneros5 nacidos, considerando que la mitad fueron hembras). Se obtuvieron seis categorías (ver Cuadro 3).
    5 La ENA99 no discrimina entre machos y hembras en los datos de existencias y nacimientos de terneros.

Cuadro 3. Actividad Ganadera y Uso de la Tierra, sus categorías, porcentaje de EG y descripción.
Variable Categoría % de EG Descripción
Actividad ganadera    
Cría 17 Registraron nacimientos(1), hembras servidas(1) y ≤ 25 % terneros(2) en relación a los nacidos. Sin novillos ni novillitos (2)
Invernada 8 Con animales > 1 año. Sin cría
Cría recría 23 Con cría y > 25 % terneros(2) en relación a los nacidos. Sin novillos ni novillitos (2).
Cría- invernada 11 Con cría e invernada. Sin terneros.
Recría-invernada 5 Con terneros, novillitos y/o novillos (2). Sin cría.
Ciclo completo 36 Registra bovinos de todas las edades y cría.
Uso de la tierra    
Sólo ganadera 27 Sin superficie agrícola (1).
Predomina ganadera 32 ≤ 30 % superficie agrícola de la productiva (1).
Agrícola ganadera 35 30-70 % superficie agrícola de la productiva (1).
Predomina agrícola 7 > 70 % superficie agrícola de la productiva (1).

Fuente: Utilizado por Costas et al. (2000a)
(1) Dato anual, de 1/7/98 hasta 30/6/99.
(2) Al 30/6/99.

  • Uso de la Tierra. Relaciona la superficie agrícola con superficie productiva. La superficie agrícola comprendió la superficie implantada con cereales y oleaginosas. La superficie productiva resultó de adicionar la superficie ganadera a la superficie agrícola.

Las variables fueron analizadas con los paquetes estadísticos SPAD, (Lebart et al., 1996) y SAS (2001).

Resultados y Discusión

Caracterización general de los estableimientos ganaderos

Se observaron las siguientes características de la población encuestada:

  • La suplementación propia es adoptada por la mayoría de los establecimientos(56%, variable Producción propia de suplemento, Cuadro 2)
  • La mediana del tamaño del rodeo se ubica en 387 cabezas y la de carga invernal en .748 (Cuadro 2).
  • Se trata con establecimientos que producen grano de cereales (65 %, variable IGDA, Cuadro 2)
  • Se detectaron establecimientos sin pastizal natural (19%, variable INPN, Cuadro 2), lo que señala la total roturación del área productiva.
  • Se manifestaron actividades mixtas (agrícolas-ganaderas) en el 73% de la muestra (variable Uso de la tierra, Cuadro 3).
  • Predominaron actividades que incluyeron cría, sólo el 13 % de las EG no lo hicieron (variable Actividad ganadera, Cuadro 3).

A partir del análisis de correspondencias múltiples se destacaron las variables Producción Propia de Suplemento e Indice Neto de Producción de Reserva Forrajera en el primer factor, Figura 1. Este factor ordenó las categorías que señalan el incremento de recursos para la alimentación en los establecimientos ganaderos: de «No suplementa» a «Suplementa»; de «No implanta pastura», «Implanta pastura y no reserva» hasta reserva de pasturas («Alto INPR» y «Bajo INPR»). Estas dos últimas categorías de la variable Indice Neto de Producción de Reserva Forrajera no condicen con el ordenamiento esperado, ésto podría deberse a la compra de reservas forrajeras (dato no relevado en la ENA99). La variable Indice de Grano Destinado a Alimento presentó un comportamiento similar.

Además, este factor muestra la secuencia ordenada de las categorías de las variables Tamaño del rodeo y Carga (ver Figura 1). Al incrementarse los recursos para la alimentación también han aumentado los requerimientos del ganado.

En resumen este eje señala el grado de intensificación de recursos para la alimentación que acompaña al aumento de requerimientos de los bovinos en los EG.

El segundo factor, Figura 1, señala la oposición entre dos situaciones: la de no tener elementos propios para suplementar, con la de tenerlos y no utilizarlos. En el sector inferior se encuentra la categoría de alta proporción de superficie ganadera con pastizal natural («Alto IPN») asociada a un nulo cultivo de pasturas («No implanta pastura»). En el sector superior se ubicaron las categorías de producción propia de grano y pasturas que no son usadas para suplemento alimenticio («Produce y no destina grano» e «Implanta pastura y no reserva»).

En el plano formado por los dos primeros factores (Figura 1) pueden observarse las asociaciones:

a) entre categorías del tamaño del rodeo y de la carga, «Rodeo grande» con «Carga Alta» y «Rodeo mediano-grande» con «Carga media-alta».

b) entre las categorías de suplementación de alimentos tanto con pasturas implantadas como con granos de producción propia («Alto INPR», «Bajo IGDA», «Alto IGDA» y «Bajo INPR»).

c) entre «Produce y no destina grano» y las superficies medias o nulas de pastizal natural («Medio IPN» y «No posee pastizal natural»).

Descripción de la tipología

El análisis de conglomerados permitió establecer tres grupos (Figura 2). La tasa de error por validación cruzada surgida del análisis discriminante fue del 2% (.15%, 4.14% y 3.97% para los tipos 1, 2 y 3 respectivamente).

La descripción de la tipología es la siguiente:

Tipo 1 «Establecimientos ganaderos que suplementan con producción propia». Este tipo comprende 686 EG que produjeron en el establecimiento suplemento para la alimentación de su ganado. Para este fin, la mayoría efectuó reservas forrajeras (87 %) y una proporción importante (43 %) destinó parte de su producción de cereales (Cuadro 4).

Predominaron los establecimientos donde la mayor parte del área ganadera estuvo implantada con pasturas por lo que el pastizal natural ocupó una proporción baja (< 42.5 %) o nula.

En cuanto a los requerimientos del ganado, se caracterizó por los rodeos grandes y las altas cargas. El 46 % de los EG cubre todas las etapas de producción de bovinos o ciclo completo. Predominó el uso mixto de la tierra (Cuadro 4). Sólo una pequeña parte del total de los establecimientos que suplementaron la dedicaron con exclusividad a la ganadería.

Los establecimientos de los partidos de Trenque Lauquen y 25 de Mayo caracterizaron este tipo.

Tipo 2 «Establecimientos ganaderos con pastoreo directo de forrajes implantados». Este tipo está formado con 314 EG que dispusieron de recursos propios aunque no los utilizaron para la suplementación alimenticia del ganado (Cuadro 5).

Cultivaron pasturas (98 %) pero no confeccionaron reservas de forraje, utilizándolas sólo para el pastoreo en pie. Aunque la mayoría (57 %), produjeron grano de cereales no lo destinaron a alimento al ganado por lo que la finalidad sólo fue la venta agrícola. Predominó la ocupación media de pastizal natural (42.5-81.2 % PN/ha) del área ganadera.

Los establecimientos ganaderos de los partidos de Olavarría y Villarino resultaron representativos de este tipo.

Tipo 3 «Establecimientos ganaderos con pastoreo de pastizal natural». Este tipo está integrado por 252 EG. Se destacó porque la mayoría no produce recursos propios para hacer suplementación (Cuadro 6). El porcentaje de los establecimientos que no implantan pasturas es muy alto (95 %) y la mayoría no produce grano de cereales (70 %). El área ganadera presentó alta proporción de pastizal natural (>.81.2 %) en el 86 % de los EG. Como consecuencia resultó ser el tipo donde predominaron los rodeos chicos (menores de 123 cabezas), y la carga baja y mediana-baja (siempre menor a .747 EV/ha) Este grupo de «pastoreo de pastizal natural», tal como lo expresan Charlot et al.. (1996), debe adaptar su tamaño del rodeo a las disponibilidades forrajeras de la peor estación.

El 60 % de este grupo dedicó su suelo exclusivamente a la ganadería.

Las actividades más destacadas fueron las de las primeras etapas del ciclo ganadero, cría con venta de ternero al destete (38 % de los EG) y cría con venta de ternero recriado (30 % de los EG).

Comparación entre grupos

Se presentaron diferencias significativas entre los tres Grupos para las variables categóricas activas y Uso de la Tierra y Actividad Ganadera, al 5 %.

Todos los EG del Tipo 1 tuvieron suplementación producida en el establecimiento, sin embargo sólo el 1 % del Tipo 2 y el 7 % del Tipo 3 realizaron esta suplementación (Figura 3). Estos porcentajes difieren significativamente al .05 (.0083 ajustado por Bonferroni).

El comportamiento de los establecimientos ganaderos resultó marcadamente diferencial con relación al Índice Neto de Producción de Reservas Forrajera. El Tipo 1 se destacó por ser el único grupo que efectuó reservas (87 %, bajo INPR y alto INPR), el Tipo 2 implantó pasturas y no reservó (98 %), mientras que el Tipo 3 no implantó pasturas (95 %) (Figura 4). Estos resultados surgen de las comparaciones de a pares entre las modalidades para los Tipos al 5 % (.0028 ajustado por Bonferroni); no se detectaron diferencias entre los Tipos 1 y 2 para la modalidad «No implanta pastura», entre los Tipos 1 y 3 para la modalidad «Implanta pastura y no reserva» y entre los Tipos 2 y 3 para las modalidades «Alto INPR» y «Bajo INPR».

La suplementación con grano de producción propia (Indice de Grano Destinado a Alimento) resultó potencialmente importante en los tres grupos. Produjeron grano de cereales y no lo destinaron a la alimentación del ganado («Produce y no destina grano») el 40 % del total de EG: el 37.5 % de EG del Tipo 1, el 56.69 % del Tipo 2 y el 26.12 % del Tipo 3 (Figura 5). Las comparaciones de a pares entre las modalidades para los Grupos al 5% (.0028 ajustado por Bonferroni), detectaron diferencias entre los tres Tipos para las modalidades «No produce grano» y «Produce y no destina grano»; entre los Tipos 1 y 2 y los Tipos 1 y 3 para las modalidades «Bajo IGDA» y «Alto IGDA».

Si al disminuir la proporción de tierra con pastizal natural aumenta la intensificación del uso del recurso suelo, se puede considerar al Indice de Pastizal Natural como un indicador que ordenó los grupos de mayor a menor intensificación (Figura 6). Así, cuanto menor es el índice, mayor la intensificación. En el Tipo 1 predominaron los establecimientos con «Bajo IPN» (37.03 %), en el Tipo 2 con «Medio IPN» (39.81 %) y en el Tipo 3 con «Alto IPN» (85.71 %). Los tres Grupos difieren significativamente al 5 % para estas tres modalidades, excepto los Tipos 1 y 2

Cuadro 4. Establecimientos ganaderos que suplementan con producción propia. Tipo 1. Variables y categorías significativas***.
Variable Categoría % EG del tipo
Producción propia de suplemento 
Suplementa 100
Indice neto de producción de reserva forrajera (INPR) 
Bajo INPR 44
Alto INPR 43
Indice de grano destinado a alimento (IGDA) 
Bajo IGDA 1 28
Alto IGDA 2 15
Indice de pastizal natural (IPN)  
No posee pastizal natural 24
Bajo IPN 37
Tamaño del rodeo 
Rodeo Grande 33
Carga 
Carga alta 31
Actividad ganadera 
Ciclo completo 46
Uso de la tierra 
Predomina ganadero 36
Agrícola ganadera 45
Partido 
Trenque Lauquen 3 4
25 de Mayo 4 4

Notas: *** P<.001
1 El 96 % de los EG de la categoría Bajo IGDA integran el Tipo 1.
2 El 97 % de los EG de la categoría Alto IGDA integran el Tipo 1.
3 El 96.5 % de los EG del partido de Trenque Lauquen integran el Tipo 1.
4 El 74.4 % de los EG del partido de Trenque Lauquen integran el Tipo 1.

Cuadro 5. Establecimientos ganaderos con de pastoreo directo de forrajes implantados. Tipo 2. Variables y categorías significativas***.
Variable Categoría % EG del tipo
Indice neto de producción de reserva forrajera (INPR)  
Implanta pastura y no reserva 98
Producción propia de suplemento 
No suplementa 99
Indice de grano destinado a alimento (IGDA)  
Produce y no destina grano 57
No produce grano 42
Indice de pastizal natural (IPN)  
Medio IPN 40
Partido  
Olavarría 1 8
Villarino 2 7

Notas: *** P<.001
1 El 62 % de los EG del partido de Olavarría pertenecen al Tipo 2
2 El 65 % de los EG del partido de Villarino pertenecen al Tipo 2

Cuadro 6. Establecimientos ganaderos con pastoreo de pastizal natural. Tipo 3. Variables y categorías significativas***.
Variable Categoría % EG del tipo
Producción propia de suplemento  
No suplementa 93
Indice neto de producción de reserva forrajera (INPR) 
No implanta pastura 95
Indice de grano destinado a alimento (IGDA) 
No produce grano 70
Indice de pastizal natural (IPN) 
Alto IPN 86
Tamaño del rodeo 
Rodeo chico  53
Carga  
Carga baja 31
Carga media-baja 33
Uso de la tierra 
Sólo ganadera 60
Actividad ganadera 
Cría 38
Cría recría 30

Notas: *** P<.001

para «Alto IPN». También esta variable muestra un comportamiento no informado en estos trabajos: la existencia de establecimientos sin pastizal natural, que señalaría la implantación total de la superficie ganadera. «No poseen pastizal natural» el 19 % del total de establecimientos ganaderos, que se ubicaron en el Tipo 1 o en el 2. (no difieren significativamente al 5 %).

El Tamaño del Rodeo fue mayor en el Tipo 1, intermedio en el Tipo 2 y menor en el Tipo 3. Si se toma como parámetro la mediana (388 cabezas) se puede apreciar, Figura 7, que superan este valor el 61 % de los establecimientos del Tipo 1, el 45 % del Tipo 2 y sólo el 28 % del Tipo 3. Las comparaciones de a pares entre las modalidades para los tres Tipos al 5 % (.0028 ajustado por Bonferroni) arrojaron los siguientes resultados: «Rodeo chico» los tres Tipos difieren significativamente; «Rodeo mediano-chico» no se detectaron diferencias entre los tres Tipos; «Rodeo mediano-grande», sólo los Tipos 1 y 2 no difieren significativamente, así como tampoco los Tipos 2 y 3 para «Rodeo grande».

La Carga invernal presentó un comportamiento similar. El valor de la mediana (.748 EV/ha), Figura 8, fue superado por el 59 % de los establecimientos del Tipo 1, el 43 % del Tipo 2 y sólo el 35 % del Tipo 3. La significancia estadística para las comparaciones de a pares entre las modalidades de los tres Tipos al 5 % (.0028 ajustado por Bonferroni) fue: los Tipos 2 y 3 no difieren significativamente para la modalidad «Carga baja»; para «Carga media-baja» sólo difieren los Tipos 2 y 3; por el contrario, para «Carga media-alta» sólo difieren los Tipos 1 y 3; mientras que los Tipos 1 y 2 y los Tipos 1 y 3 presentan diferencias para la modalidad «Carga alta».

El Uso de la Tierra fue predominantemente mixto (ganadero y agrícola) en los establecimientos de los Tipos 1 y 2, en cambio en el Tipo 3 predominó el uso exclusivamente ganadero (Figura 9). El Tipo 2 tuvo una proporción mayor que el Tipo 1 de productores que dedican la tierra exclusivamente a la ganadería. Estos resultados surgen de las comparaciones de a pares entre las modalidades para los Tipos al 5 % (.0028 ajustado por Bonferroni); se detectaron diferencias entre los tres Tipos para las modalidades «Sólo ganadera» y «Agrícola ganadera», mientras que no se detectaron diferencias entre los tres Tipos para la modalidad «Predomina agrícola» y para los Tipos 1 y 2 de la modalidad «Predomina ganadera».

En cuanto a la Actividad Ganadera (Figura 10) el Tipo 1 realizó, preferentemente, el «Ciclo completo». Es importante señalar que en el Tipo 1 también existe una pequeña proporción de EG dedicados a la producción de «Cría» pura (9 %) con suplementación, lo que representa una manera distinta a la tradicional de realizar esta actividad ganadera. En el Tipo 2, el 60 % de los EG combinó la «Cría recría» con «Ciclo completo» y llegó al mercado con terneros gordos o novillos. En cambio, el Tipo 3 se dedicó a las primeras etapas de la producción realizando «Cría» o «Cría recría». Las comparaciones de a pares entre las modalidades para estos Tipos al 5 % (.0017 ajustado por Bonferroni) detectaron diferencias entre los tres Tipos para las modalidades «Cría» y «Ciclo completo»; no se logró diferenciar ningún Grupo mediante las modalidades «Invernada», «Cría-invernada» y «Recría-invernada»; y tampoco entre los Tipos 2 y 3 para la modalidad «Cría recría». 

Del análisis anterior surge que los grupos obtenidos corresponden a niveles tecnológicos diferenciales en sistemas pastoriles, siendo el más complejo el que caracteriza al Tipo 1, intermedio al Tipo 2 y tradicional al Tipo 3.

Conclusiones

La información permitió establecer el predominio del uso agrícola-ganadero de la tierra, como también que las actividades de cría e invernada puras no son muy frecuentes. En consecuencia el sistema de producción de carne en la provincia de Buenos Aires resulta sumamente flexible ante las variaciones de precios por la existencia de una diversidad productiva que disminuye riesgos. La autogeneración de insumos ganaderos otorgó cierta estabilidad interna al sistema productivo. Sin embargo, el destino de los granos cerealeros hacia la alimentación de ganado fue constatado en un contexto de precios relativos agrícolas-ganaderos favorables a la ganadería. Se sugiere repetir el análisis en una situación de precios relativos desfavorables a fin de clarificar la estabilidad del comportamiento de estos productores. La base de información de la ENA que se repite anualmente posibilita un estudio posterior.

La tipología resultante identificó tres tipos de alimentación propia en la producción de bovinos para carne en la provincia de Buenos Aires, con una tasa de error por mala clasificación pequeña (2 %). Las características que la definieron se basaron en los recursos más que en los requerimientos. Los grupos identificaron tres niveles de adopción tecnológica en el proceso de intensificación de la producción. El más tecnificado, «Establecimientos ganaderos con suplementos de producción propia», fue también el más numeroso (54,79 % de los EG) comprobándose la expansión de esta práctica. Las altas cargas ganaderas de los EG de este grupo denotaron que pudieron levantar la limitante de la menor disponibilidad de pasturas invernales. En este grupo predominaron las reservas de tipo forrajero, los «Rodeos grandes» y las «Cargas altas», la realización del ciclo ganadero completo y el uso mixto (ganadero y agrícola) de la tierra. Debido a la suplementación fue el grupo cuya obtención de alimento resultó de mayor costo, pero a cambio, su flexibilidad de adaptación en el momento oportuno de ofrecer productos al mercado ante cambio de precios relativos (entre cereales y carne, o entre ternero, novillito o novillo) fue superior. Los EG de los partidos de Trenque Lauquen y 25 de Mayo fueron representativos de este grupo. Se recomienda la aplicación de tecnologías de proceso disponibles para optimizar la calidad de los rollos, tales como, especies adecuadas a los requerimientos animales según las categorías del rodeo; y selección del momento adecuado del corte que depende de la especie y de su estado fenológico.

El tipo de nivel tecnológico intermedio fue el de «Establecimientos ganaderos con pastoreo directo de forrajes implantados». Hubo una conducta generalizada de implantación de pasturas en los establecimientos que lo integran. A pesar de disponer de forrajes y grano, no los destinaron a la suplementación alimenticia. Esto identificó a un grupo de establecimientos que rápidamente pueden incursionar en la adopción de suplementación si las condiciones de retribución, financiación, mano de obra y conocimiento técnico estuvieran disponibles. Las cargas ganaderas, sensiblemente más bajas que el grupo anterior, sugieren una liberación de la tierra en invierno. En este grupo predominó la superficie media de pastizal natural (ocupando entre el 43 y 81 % del área ganadera), los rodeos medianos y el uso mixto (ganadero y agrícola) de la tierra. Los EG de los partidos de Olavarría y Villarino fueron representativos de este grupo. Se recomienda el empleo de nuevas variedades mejoradas; fertilización de pasturas (fosfatada y nitrogenada); el empleo de técnicas de manejo de pastoreo, como el rotativo, con altas cargas;el uso de praderas diferidas y la suplementación invernal.

El tipo tradicional, «Establecimientos ganaderos con pastoreo de pastizal natural». En este grupo predominó el tamaño de «Rodeo chico», el uso del suelo «Sólo ganadera», las actividades ganaderas de «Cría» y «Cría recría». Fue el de costo de producción de forraje más bajo, pero también el de ingresos más bajos ya que, según sus actividades predominantes, se dedica a la venta de terneros obtenidos en rodeos chicos. Establecimientos con estas características se hallaron en la mayoría de los partidos de Buenos Aires, por lo que la metodología empleada no logró localizar los que fueran representativos. Dado el predominio del pastizal natural, debiera implementarse: un manejo adecuado del mismo que asegure la sustentabilidad del sistema y la biodiversidad, como la incorporación de intersiembra de especies de buena calidad no competitivas con las nativas; control de la carga animal a fin de evitar el sobrepastoreo; una división racional de los predios, de manera que se ajuste la colocación de los alambrados a la distribución de las comunidades vegetales y que asegure descansos periódicos de la longitud necesaria; y la incorporación de suplemento alimenticio.

El Indice Neto de Producción de Reserva es la variable que mejor ha distinguido a los tres tipos. La variable que separó al grupo «Establecimientos ganaderos con suplementos de producción propia» de los otros dos («Establecimientos ganaderos con pastoreo directo de forrajes implantados» y «Establecimientos ganaderos con pastoreo de pastizal natural») fue Producción Propia de Suplemento. Se recomienda el uso de ambas en futuras clasificaciones.

En los tres grupos identificados, el mayor conocimiento de la dinámica de la producción y calidad del pastizal natural, pasturas implantadas y forrajes conservados, resulta necesario para la adecuación de la carga y maximizar la producción, es decir para la mejora de la eficiencia forrajera.

Literatura Citada

  • Canosa, F. 2000. Sistemas de producción de carne. En: Hereford, Nº 619, Año LXIV, pp: 64-78.
  • Charlot, C.; M. García; N. Gorojovsky y P. Hasenbalg. 1996. La distribución zonal de carga y uso ganadero de la superficie agropecuaria en la región pampeana. Revista Argentina de Economía Agraria. XXVII Reunión Anual de AAEA, Rafaela, Santa Fe.
  • Cocimano, M.; A. Lange y E. Menville. 1975. Estudio sobre equivalencias ganaderas. Producción Animal, Buenos Aires, 4: 161-190.
  • Costas, A.M.; N.N. Abbiati y A.M. Pereyra. 2000a. Estrategias de producción y venta de vacunos en la provincia de Buenos Aires. Anales XXXI Reunión Anual de la Asociación Argentina de Economía Agraria. Rosario, Santa Fe.
  • Costas, A.M.; N.N. Abbiati y A.M. Pereyra. 2000b. Subsistemas pastoriles de alimentación de bovinos en la Provincia de Santa Fe. Anales XVI Reunión Latinoamericana de Producción Animal. Uruguay.
  • Gibon, A.; R. Rubino; A.R. Sibbald; J.T. Sorensen; J.C. Flamant; P. Lhoste y R. Revilla. 1996. Current approaches to livestock farming systems in Europe: towards a common understanding. En: Livestock farming systems: research development socio-economics and the land manager. J.B. Dent, M.J. McGregor and A .R. Sibbald (Editores). Publicación EAAP No.79, Wageningen, 7-20.
  • Instituto Nacional de Estadística y Censos. 1999. Encuesta Nacional Agropecuaria 1999. Manual del Encuestador. INDEC, Ministerio de Economía.
  • Johnson, R.A. y D.W. Wichern. 1992. Applied Multivariate Statistical Analysis. Prentice-Hall, Inc. 3ra. Ed.
  • Lebart, L.A.; A. Morineau; T. Lambert y P. Pleuvret. 1996. SPAD: Système pour l'Analyse des Données. Version 3.0. Manuel de Référence. CISIA. Saint-Mandé, France.
  • Lebart, L.A.; A. Morineau y M. Piron. 1995. Statistique exploratoire multidimensionnelle. J. Wiley & Sons. New York.
  • Moralejo, H. 1997. Alimentación estratégica. Revista Agromercado. Cuadernillo Nº XVII, 31-33.
  • Pearson, C.J. y R.L. Lison. 1994. Agronomía de los sistemas pastoriles. Hemisferio Sur. Traducción: J.L. Danelón. 1987. Agronomy of Grassland Systems. University Press. Cambridge.
  • Rearte, D.H. 1998. Beef cattle production and meat quality on grazing system in temperate regions. Rev. Arg. Prod. Anim. Vol 18 Nª2 pp 129. Balcarce.
  • SAS Institute Inc. 2001. SAS OnlineDocâ, Version 8, HTML Format, SAS Institute Inc., Cary, North Carolina.
  • Zaniboni, C.M. 1997. Conclusiones de siete años de trabajo en el INTA Gral. Villegas. En: Intensificación de la producción de carne. Revista Agromercado. Cuadernillo Nº XVII, 23-26.

© 2004 ALPA. Arch. Latinoam. Prod. Anim.


The following images related to this document are available:

Photo images

[la04005f2.jpg] [la04005f10.jpg] [la04005f1.jpg] [la04005f5.jpg] [la04005f7.jpg] [la04005f4.jpg] [la04005f3.jpg] [la04005f9.jpg] [la04005f8.jpg] [la04005f6.jpg]
Home Faq Resources Email Bioline
© Bioline International, 1989 - 2019, Site last up-dated on 04-Dec-2019.
Site created and maintained by the Reference Center on Environmental Information, CRIA, Brazil
System hosted by the Internet Data Center of Rede Nacional de Ensino e Pesquisa, RNP, Brazil