search
for
 About Bioline  All Journals  Testimonials  Membership  News  Donations


Revista Colombia Médica
Universidad del Valle - Facultad de Salud
ISSN: 0120-8322 EISSN: 1657-9534
Vol. 34, Num. 3, 2003, pp. 164-167

Revista Colombia Médica, Vol. 34, No. 3, 2003, pp. 164-167

El rigor metodológico en la investigación cualitativa

Edelmira Castillo, Ph.D. *, Marta Lucía Vásquez, Ph.D. *

* Profesora Titular, Escuela de Enfermería, Facultad de Salud, Universidad del Valle, Cali

Code Number: rc03025

RESUMEN

La calidad de la investigación en ciencias de la salud es un aspecto fundamental que los (as) investigadores (as) permanentemente deben garantizar y que los (as) profesionales de los servicios de salud necesitan evaluar antes de utilizar los resultados de los estudios. La calidad de un estudio está determinada, en buena parte, por el rigor metodológico con que se realizó. Los estándares de calidad para los estudios cuantitativos están muy definidos y son conocidos universalmente pero este no es el caso para los estudios cualitativos. Sin embargo, existen algunos criterios que permiten evaluar el rigor y la calidad científica de los estudios cualitativos y sobre los cuales hay acuerdo parcial. Estos criterios son: la credibilidad, la auditabilidad o confirmabilidad y la transferibilidad o aplicabilidad. La credibilidad se logra cuando los hallazgos del estudio son reconocidos como «reales» o «verdaderos» por las personas que participaron en el estudio y por aquellas que han experimentado o estado en contacto con el fenómeno investigado. La confirmabilidad se refiere a la neutralidad de la interpretación o análisis de la información, que se logra cuando otro (s) investigador (es) puede seguir «la pista» al investigador original y llegar a hallazgos similares. La transferibilidad consiste en la posibilidad de transferir los resultados a otros contextos o grupos.

Palabras clave: Rigor científico. Evaluación de la calidad. Investigación cualitativa.

SUMMARY

The research quality in health sciences is a basic issue that researchers should constantly indorse. It is also an issue that health professionals need to assess before applying the research findings. The quality of a study is greatly determinate by the methodological rigor used to carry out the study. The quality standards for quantitative studies are well established and universally known but this is not the case for the qualitative studies. Although, there is partial agreement about some criteria to evaluate the scientific rigor and quality of the qualitative studies. These criteria are: credibility, auditability or confirmability, and transferability or applicability. Credibility is achieved when the study findings are recognized as «real» or «true» by the study participants and others who have experienced the research phenomenon. Confirmability relates to the neutrality of the data interpretation; it is achieved when other researcher (s) can follow the original researcher’s «path» and obtain similar findings. Transferability means to transfer the study findings to other groups or contexts.

Key words: Scientific rigor. Research quality.

La investigación cualitativa no sólo está reservada para los científicos de las ciencias sociales sino que actualmente los investigadores de las ciencias de la salud usan las diferentes metodologías cualitativas como la etnografía, la teoría fundamentada o la fenomenología pues estos abordajes permiten investigar fenómenos que desde la perspectiva cuantitativa son difíciles de estudiar1. Además, la investigación cualitativa puede contribuir a evaluar la calidad del cuidado de la salud y a complementar la investigación cuantitativa.

Una de las preguntas que el o la investigadora se hace durante toda la investigación es cómo garantizar el rigor del trabajo científico. Otra pregunta que se hace es cómo otros investigadores juzgarán el rigor de la investigación realizada. Estos cuestionamientos han generado mucho debate entre los investigadores de los abordajes cualitativo y cuantitativo.

Antes de entrar en el análisis de las respuestas a las preguntas anteriores, se debe recordar que la investigación cualitativa se caracteriza por ver las cosas desde el punto de vista de las personas que están siendo estudiadas. De esta manera el papel de los investigadores es entender e interpretar qué está sucediendo y ello se convierte en una tarea difícil, de un lado porque los investigadores no pueden abstraerse totalmente de su propia historia, de sus creencias y de su personalidad y de otro, por la complejidad de los fenómenos humanos.

Retomando el análisis sobre lo que implica el rigor metodológico, algunos investigadores cualitativos afirman que los cánones o estándares con que se juzgan los estudios cuantitativos son totalmente inapropiados para evaluar el rigor metodológico de los estudios cualitativos2-4. El fundamento para esta apreciación es que los abordajes cualitativos y cuantitativos tienen diferentes raíces ontológicas y epistemológicas, que deben comprenderse, respetarse y mantenerse durante todo el proceso investigativo. La mayoría de los investigadores cualitativos concuerdan en ese principio rector y por tanto, en que estos criterios o estándares de evaluación deben ser coherentes con los propósitos, fines y bases filosóficas del paradigma cualitativo. Las autoras de este artículo comparten esta afirmación pues se debe tener en cuenta las realidades de la investigación cualitativa y las complejidades del fenómeno humano que se busca entender.

Los cánones o estándares usuales en la investigación cuantitativa incluyen dos elementos: la validez y la confiabilidad. Extrapolar estos criterios a la investigación cualitativa es contraproducente pues se violan los propósitos, los objetivos y la integridad del abordaje cualitativo. Esto no quiere decir que la investigación cualitativa se exonere del rigor metodológico que debe tener todo proceso de búsqueda científica. Esto se refiere a que los criterios usados para juzgar el mérito del trabajo cualitativo también deben ser explícitos.

Por ejemplo, si tomáramos el criterio de reproducibilidad de la investigación cuantitativa, según el cual se obtendrán los mismos resultados cuando se replica un estudio, no es posible aplicarlo de esta manera en la investigación cualitativa. Reproducir el fenómeno social es difícil porque pueden variar las condiciones bajo las cuales se recolectaron los datos. Por otro lado, controlar todas las variables que pueden afectar los hallazgos resulta, por decirlo de alguna manera, inverosímil. Esta es la diferencia entre hacer investigación en un laboratorio donde se pueden «controlar» las variables y hacer investigación en el mundo «real» donde los sucesos y los eventos siguen un curso natural que no siempre es predecible. Sin embargo, hay maneras de repensar la reproducibilidad desde la óptica cualitativa para extrapolar su significado. Si se tiene la misma perspectiva del investigador original, se siguen las mismas reglas para la recolección y análisis de los datos, asumiendo que las condiciones del contexto son similares, otros investigadores deberían ser capaces de llegar a descripciones o explicaciones similares del fenómeno bajo estudio.

Los criterios que comúnmente se utilizan para evaluar la calidad científica de un estudio cualitativo son la credibilidad, la auditabilidad y la transferibilidad4. La credibilidad se logra cuando el investigador, a través de observaciones y conversaciones prolongadas con los participantes en el estudio, recolecta información que produce hallazgos que son reconocidos por los informantes como una verdadera aproximación sobre lo que ellos piensan y sienten. Así entonces, la credibilidad se refiere a cómo los resultados de una investigación son verdaderos para las personas que fueron estudiadas y para otras personas que han experimentado o estado en contacto con el fenómeno investigado.

Es muy importante tener en mente que los informantes son los que conocen su mundo, el cual puede ser completamente diferente al mundo del investigador. Éste tiene la tarea de captar el mundo del informante de la mejor manera que él lo pueda conocer, creer o concebir lo cual a menudo es un reto difícil para el investigador. Captar lo que es «cierto», «conocido» o la «verdad» para los informantes en los contextos o en la situación social que viven los informantes requiere escuchar de manera activa, reflexionar y tener una relación de empatía con el informante. De acuerdo con esto, se puede decir que el objetivo del investigador es meterse en el mundo de las personas lo cual exige paciencia, reflexión y evaluación permanente para describir los sujetos de investigación.

El criterio de credibilidad se puede alcanzar porque generalmente los investigadores, para confirmar los hallazgos y revisar algunos datos particulares, vuelven a los informantes durante la recolección de la información. La experiencia indica que, por lo general, a los informantes les gusta participar en esa revisión pues ellos quieren reafirmar su participación y desean que los hallazgos sean lo más creíbles y precisos para ellos. En este sentido, la mayoría de los informantes son capaces de corregir los errores de interpretación de los hechos y para ello se ocupan de dar más ejemplos que ayudan a clarificar las interpretaciones del investigador.

Algunas preguntas que le sirven a los evaluadores de trabajos de investigación cualitativa para determinar la credibilidad son:

  • ¿Qué se hizo para contrarrestar la perspectiva del investigador? Esto quiere decir si se consideraron los efectos de la presencia del investigador sobre la naturaleza de los datos.
  • ¿Mantuvieron los investigadores las notas de campo que surgieron de sus acciones y de sus interacciones durante la investigación?
  • ¿Los investigadores discutieron su propio comportamiento y experiencias en relación con la experiencia de los informantes?
  • ¿Se utilizaron otros métodos (triangulación) en la recolección de datos para determinar la congruencia entre los resultados?
  • ¿Se usaron transcripciones textuales de las entrevistas para respaldar los significados e interpretación presentados en los resultados del estudio?
  • ¿El investigador discutió sus interpretaciones con otros investigadores?
  • ¿Los lectores ven los hallazgos como significantes y aplicables en su propio contexto?

El segundo elemento del rigor metodológico es la auditabilidad, llamada por otros autores confirmabilidad5. Guba y Lincoln6 se refieren a este criterio como la habilidad de otro investigador de seguir la pista o la ruta de lo que el investigador original ha hecho. Para ello es necesario un registro y documentación completa de las decisiones e ideas que el investigador haya tenido en relación con el estudio. Esta estrategia permite que otro investigador examine los datos y pueda llegar a conclusiones iguales o similares a las del investigador original siempre y cuando tengan perspectivas similares.

Las siguientes preguntas pueden ayudar a determinar si un trabajo de investigación cualitativa cumple con este criterio:

  • ¿Se usaron cintas de grabación magnetofónica, de video u otros mecanismos de grabación?
  • ¿Se describieron las características de los informantes y su proceso de selección?
  • ¿Se analizó la trascripción fiel de las entrevistas a los informantes?
  • ¿Los contextos físicos, interpersonales y sociales fueron discutidos en la presentación del informe de investigación?

La transferibilidad o aplicabilidad es el tercer criterio que se debe tener en cuenta para juzgar el rigor metodológico en la investigación cualitativa. Este criterio se refiere a la posibilidad de extender los resultados del estudio a otras poblaciones. Guba y Lincoln6 indican que se trata de examinar qué tanto se ajustan los resultados con otro contexto. En la investigación cualitativa la audiencia o el lector del informe son los que determinan si pueden transferir los hallazgos a un contexto diferente del estudio. Para ello se necesita que se describa densamente el lugar y las características de las personas donde el fenómeno fue estudiado. Por tanto, el grado de transferibilidad es una función directa de la similitud entre los contextos.

Se han propuesto dos preguntas que sirven de guía para determinar el grado de transferibilidad de los resultados de una investigación cualitativa:

  • ¿Los investigadores indicaron lo típico de las respuestas de los informantes?
  • ¿Los investigadores examinaron la representatividad de los datos como un todo?

Las preguntas indicadas en los tres criterios para evaluar el rigor metodológico han sido útiles sobre todo para los editores y revisores de artículos científicos. No obstante, los aspectos relacionados con la calidad de la investigación cualitativa son mucho más complejos que una simple lista de verificación. Estas preguntas han contribuido a mejorar los aspectos de planeación y desarrollo de la investigación cualitativa; sin embargo, se debe seguir con la construcción de criterios que permitan asegurar la calidad de este tipo de investigaciones.

Recientemente, Morse et al.7 plantean que los conceptos o constructos de confiabilidad y validez deben retomarse en investigación cualitativa como estándares de rigor científico por tres razones:

    1. La validez y la confiabilidad son estándares de rigor científico independientemente de los paradigmas que orientan la investigación porque el objetivo fundamental de toda investigación es encontrar resultados plausibles y creíbles.
    2. Rehusarse a utilizar los estándares de validez y credibilidad conduce a la marginalización de la investigación cualitativa del paradigma científico predominante, es decir, se está contribuyendo a fortalecer la noción de que la investigación cualitativa es inválida, no confiable, falta de rigor y por tanto no científica.
    3. Los criterios de credibilidad, auditabilidad y transferibilidad propuestos por Guba y Lincoln6 enfatizan en la evaluación del rigor científico al finalizar la investigación, lo cual tiene el riesgo de que el (la) investigador (a) no identifique las amenazas contra la validez y confiabilidad del estudio y las corrija durante el mismo.

Morse et al.7 proponen que es el momento de considerar la importancia de que el (la) investigador (a) use estrategias de verificación durante el proceso de investigación pues de esta manera la validez y la confiabilidad se obtienen activamente y no son aspectos evaluados por pares externos al finalizar el proyecto investigativo. Es decir, las estrategias de verificación deben ser parte de la investigación cualitativa. Las estrategias de verificación propuestas por estos autores son:

  • La creatividad, sensibilidad, flexibilidad y habilidad del investigador (a) para «responder» a lo que sucede durante la investigación.
  • La coherencia metodológica, es decir, la congruencia entre la pregunta de investigación y los componentes del método usado. La interdependencia de la investigación cualitativa demanda que la pregunta concuerde con el método, que además concuerda con la información y el análisis de ésta.
  • Muestreo apropiado: seleccionar los participantes que mejor representen o tengan conocimiento del fenómeno a investigar. Esto garantiza una saturación efectiva y eficiente de las categorías con información de calidad óptima y mínimo desperdicio.
  • Recolección y análisis de información concurrentes para lograr la interacción entre lo que se conoce y lo que se necesita conocer. Esta interacción entre la recolección y el análisis de la información es esencial para lograr la validez y la confiabilidad.
  • Saturación de la información. Se alcanza cuando hay redundancia en la información, esto es, cuando el investigador obtiene la misma información o similar, pues los informantes no indican algo diferente de lo ya dicho.

Para finalizar se resaltan dos aspectos centrales en el abordaje cualitativo:

  1. Para que la investigación cualitativa tenga calidad, es necesario que los investigadores cumplan con los cánones del rigor metodológico descrito.
  2. Además, no sólo debe generar conocimientos, sino contribuir a la solución de problemas relevantes para los seres humanos.

Como se demuestra, ninguno de estos caminos son fáciles y en buena parte dependen de la integridad, capacidad de reflexión y pensamiento crítico del investigador. Se sabe que se debe seguir en el debate con el cual, sin lugar a dudas, se podrá continuar con la construcción de la calidad de la investigación cualitativa.

REFERENCIAS

  1. Pope C. Qualitative research in obstetrics and gynecology. Br Obstet Gynecol 2001; 108: 233-237.
  2. Streubert H, Carpenter D. Qualitative research in nursing. Philadelphia: JB Lippincott Company; 1995.
  3. Morse J. Qualitative research methods. Beverly Hills: Sage Publications; 1994.
  4. Lincoln YS, Guba EG. Naturalistic inquiri. Beverly Hills: Sage Publications; 1985.
  5. Leininger M. Evaluation criteria and critique of qualitative research studies. Qualitative research methods. Beverly Hills: Sage Publications; 1994.
  6. Guba EG, Lincoln YS. Effective evaluation: improving the usefulness of evaluation results through responsive and naturalistic approaches. San Francisco: Jossey-Bass; 1981.
  7. Morse J, Barret M, Mayan M, et al. Verification strategies for establishing reliability and validity in qualitative research. Int J Qual Meth (en línea) 2002; 1. URL disponible en: http://www.ualberta.ca/~ijqm

Copyright 2003 - Revista Colombia Médica

Home Faq Resources Email Bioline
© Bioline International, 1989 - 2021, Site last up-dated on 12-Jan-2021.
Site created and maintained by the Reference Center on Environmental Information, CRIA, Brazil
System hosted by the Internet Data Center of Rede Nacional de Ensino e Pesquisa, RNP, Brazil